Como conectarse a Internet. Primera parte

Como conectarse a Internet. Primera parte

Como conectarse a Internet

A menudo en este Blog nos referimos a servicios online, y procuramos aclarar que eso quiere decir que necesitas estar conectado a Internet para usarlos, pero nunca hemos aclarado como conectarse a Internet.

Ni siquiera hemos aclarado que es Internet y que implicaciones tiene, y esto quizás sea lo más difícil de manejar para las personas mayores, de la tecnología actual.

Conscientes de la dificultad para muchos de seguir este tema, lo hemos dividido en 3 entradas:

Que es Internet y otros conceptos

Internet es un conjunto de redes de comunicaciones interconectadas que, gracias a unos protocolos de comunicaciones, funcionan como una única red de comunicaciones a nivel mundial.

Internet
Internet

Para acceder a Internet, pues, tendremos que conectarnos a una de estas redes, como pueden ser, en España, Movistar, Vodaphone, Orange, etc.

Y, gracias a esto, si yo me conecto, por ejemplo, a la red de Movistar, puedo acceder a la página web del diario El Nacional de Venezuela, que estará en otra red, como podría ser CANTV.net, por ejemplo.

Sobre este conjunto de redes, circulan una serie de protocolos de comunicaciones.

El mas conocido es el de la web, que nos permite acceder a páginas de todo el mundo, pero hay otros, como por ejemplo, el del correo electrónico, o la transferencia de ficheros.

Para poder acceder a Internet, las compañías de comunicaciones nos ofrecen 2 métodos, a través de telefonía móvil telefonía fija, que, como hemos dicho mas arriba, esta última la dejaremos para una segunda parte.

Velocidad de Conexión

La velocidad de conexión es la velocidad a la que somos capaces de recibir (bajar o descargar) y transmitir (subir o enviar) datos desde y hacia Internet.

Estas velocidades pueden ser diferentes, si son iguales se dice que la conexión es simétrica, si no, decimos que es asimétrica.

Las velocidades pueden ser la velocidad nominal o máxima de conexión, que es la que nos vende la compañía de comunicaciones, o la real, la que podemos medir.

La velocidad de conexión la medimos en múltiplos de bits por segundo (bps). Un bit es la unidad mínima de información.

Actualmente nos movemos alrededor de los Millones de bits por segundo, que abreviamos a Mb (por escrito, lo pronunciamos megabits), aunque estamos ya acercándonos a los 1.000 Mb, es decir al Gb (hablando, un gigabit).

Para hacernos una idea, con una conexión a 10 Mb, podemos descargar una canción en unos 4 segundos, y una película, en casi 1 hora y media.

Sin embargo, con una conexión de 300 Mb, podremos descargar la misma canción en poco mas de una décima de segundo, y la película en menos de 3 minutos.

Capacidad

Es fácil confundir la velocidad de conexión, o de transmisión, con la capacidad, ya que la velocidad de conexión la solemos expresar en Mb (megabits) o Gb (gigabits), mientras que las capacidad la solemos expresar en MB o GB.

Ojo, con la B ya que no es lo mismo MB que Mb. Un Byte (que, en inglés, se pronuncia bait) es un conjunto de 8 bits.

Así que cuando hablamos de capacidad, solemos expresarla en MB (que pronunciamos megabaits) o GB (gigabaits), y ya empezamos a hablar de TB (terabaits), que son unos 1.000 GB.

La capacidad es la cantidad de datos que ocupa cualquier objeto, una canción, una película, un documento, etc., por ejemplo, una canción puede ocupar unos 4 MB y una película unos 300 MB.

La b indica velocidad de transmisión. Para transmitir esa misma canción en un segundo necesitaríamos unos 40 Mb de velocidad de transmisión.

Conexión a Internet con telefonía móvil

La telefonía móvil proporciona acceso a Internet a un solo dispositivo móvil, smartphone o tablet.

Es lo que llamamos la tarifa de datos.

La compañía de telefonía, a través de la misma tarjeta SIM, que te proporciona la línea telefónica para hacer llamadas desde el móvil, también te puede proporcionar acceso a Internet.

Tarjeta SIM
Tarjeta SIM. Tamaños

De modo que no necesitamos ningún otro dispositivo que nuestro smartphone o nuestra tablet y una tarjeta SIM de telefonía, con tarifa de datos, para poder acceder con nuestro smartphone a Internet.

En el caso de las tablets es igual, si bien solo algunas tablets disponen de capacidad para añadirles una SIM de telefonía.

Si disponemos de mas de un dispositivo móvil, las compañías telefónicas pueden proporcionar SIM duplicadas que permiten acceder a todos los dispositivos con un único contrato de tarifa de datos.

Actualmente, la tecnología que usamos es 4G, que es la cuarta generación de acceso a Internet a través de telefonía móvil, aunque seguro que todavía hay teléfonos usando 3G.

Señal 4G
Señal 4G

La tecnología 4G proporciona una velocidad de descarga o bajada de hasta 1 Gb (1.000 Mb), y de subida de hasta 500 Mb.

No obstante, estas velocidades se reducen en función de la cobertura de que disponemos en cada momento, de la distancia a la antena, y otros factores.

Para aprovechar la conexión 4G, es necesario disponer de un smartphone compatible, y que la compañía telefónica nos proporcione conexión 4G.

Esto es lo habitual hoy en día, si bien, la cobertura no es completa y hay zonas donde solo nos proporcionan 3G.

Limitación de la capacidad

La mayor limitación que tiene conectarse a Internet con telefonía móvil, es que las tarifas de datos actuales no permiten el uso ilimitado de esta conexión.

Nos limitan la cantidad de datos transferida en total, normalmente por meses. Este límite puede ser en MB o, mas frecuentemente, en GB.

Esto quiere decir que, por ejemplo, una tarifa de 5 GB, nos permitiría descargar unas 1.200 canciones o unas 10 películas, al mes.

No obstante, estas cantidades serían mas que suficientes para el tráfico normal de un teléfono móvil, para el correo electrónico, navegación web, WhatsApp, redes sociales, etc..

Conclusiones

Para nuestros mayores es muy difícil seguir el ritmo de las comunicaciones, y es necesario que alguien les ayude, en función de sus necesidades.

El resumen de como conectarse a Internet, desde nuestros dispositivos móviles, es que lo podemos hacer de dos maneras, a través de WiFi o tarifa de datos (3G o 4G).

Para conectarnos a través de la tarifa de datos, basta con contratarlos a nuestra compañía de comunicaciones móviles.

Esto es válido para los smartphones, y, a través de un duplicado de la tarjeta SIM, para nuestras tablets, si estas disponen de conexión 3G/4G.

La conexión 3G/4G es posible desde cualquier lugar, pero tenemos un límite de consumo, según la tarifa que hayamos contratado.

En cualquier caso, esta es la primera alternativa para que los adultos mayores puedan estar online, ya que es la mas sencilla.

Dinos que dudas o problemas tienes con Internet y la conexión a través de telefonía móvil en los comentarios

Y ayúdame a conocerte, completando esta encuesta:

PUBLICIDAD

Comparte en tus redes sociales

Deja un comentario